jueves, julio 21, 2011

Recuperar la forma física y la salud

El que quisiere tener
salud en el cuerpo,
 procure tenerla en el alma.
 Francisco de Quevedo

A menudo no valoramos la salud hasta que nos falla. Ya se trate de un resfriado,  una lesión deportiva o de una grave enfermedad como el cáncer, cuando algo no va bien en el cuerpo, es momento de detenerse y cuidar de él. Por desgracia, muchos hemos maltratado o maltratamos el cuerpo con adicciones, comiendo mal, evitando el deporte y no descansando lo suficiente.

Es frecuente que un fumador diga: “pues de algo hay que morir” para defender su auto-agresión física. No se trata de eso, sino de vivir bien el tiempo que sea y no repleto de achaques que te fastidian a ti y a los que te rodean. Es un deber el cuidar el cuerpo, porque es nuestro principal vehículo para desenvolvernos en este mundo. ¡Hay quien cuida mejor de su coche o de su mascota! Al igual que al coche le cambias el aceite, lo llevas a sus revisiones, le cambias las ruedas y demás y a tu perro le pones vacunas, lo sacas a pasear y lo alimentas bien, debes poner a punto tu propio organismo. Si además tienes pareja e hijos, ese deber es aún mayor.

¿Cuáles son tus puntos fuertes a nivel físico? Puede ser que tengas mucha elasticidad, o resistencia, o buen tono muscular. Quizá estés desentrenado, pero si eres delgado tienes ventaja sobre alguien que tiene sobrepeso. Si necesitas adelgazar pero ya te alimentas bien, entonces solo tendrás que reducir la cantidad de lo que comes y moverte más.

Plantéate qué metas quieres alcanzar físicamente y por qué. Por ejemplo, perder veinte kilos para mejorar tu salud o para poder subir las escaleras sin fatigarte. Recomiendo que tu porqué sea lo suficientemente importante como para servirte de motivación cuando te desanimes. Si a una persona le dicen que si no deja de fumar no podrá correr un maratón, seguramente no haga el esfuerzo de dejarlo. Pero si le dicen que si no deja de fumar de inmediato le dará un ataque al corazón mañana, lo más probable es que pare de fumar enseguida.

¿Qué tipo de deporte te gusta practicar? ¿Qué deporte te gustaría probar? ¿Qué ejercicio te resulta más cómodo o fácil por logística, horarios o el clima de donde vives? ¿Qué puedes hacer para reducir la tentación de alimentarte de comidas preparadas y comer de manera saludable y equilibrada?

Si te gusta este blog, añádete a mi página de Facebook.
Para saber más de mis libros y artículos: www.lorrainecladish.com
© de la fotografía: Paul Moore

No hay comentarios: