miércoles, junio 29, 2011

El éxito de perseguir un sueño - Cristina Samaniego, bailarina de danza oriental


Cristina Samaniego es bailarina de danza oriental. Ingresó en el Real Conservatorio Profesional de Danza de Madrid a los 18 años y en 2010 fue finalista en el concurso internacional BellySurDance. Ha trabajo en teatros como el Apolo o el Bellas Artes de Madrid o el Teatro Ateneu en Barcelona. Ha sido bailarina en la compañía Segundo a Segundo de Danza Contemporánea. Con sólo 23 años, ahora dirige su propia compañía de danza en Almería y produce espectáculos.

A continuación las inspiradoras respuestas de Cristina Samaniego a mis preguntas sobre el éxito.

LCL- ¿Como definirías el éxito?

CS.- Si me preguntas si considero que tengo éxito, te respondería que sí porque me siento feliz y mi trabajo como bailarina le llega a la gente y eso para mi es suficiente, pero no soy famosa ni pretendo serlo. Entonces igual para otras personas eso no es éxito. Quizás he sido muy rebelde o he tenido demasiada personalidad, pero nunca he hecho lo que los demás esperaban de mí. Veo las cosas muy sencillas: hay que hacer las cosas que a uno le gustan, sin miedo. No puedo pensar en perder el tiempo haciendo algo que no me gusta, con todas las cosas que me apasionan y que estoy deseosa de aprender.

LCL- ¿Cual ha sido tu mayor éxito hasta el momento?

CS.- Cuando quedé finalista del concurso Bellysurdance 2010, fue toda una sorpresa y un reconocimiento a nivel nacional, pero eso es solo un concurso que me abrió muchas puertas. Por dentro siento que mi mayor éxito fue cuando baile con el corazón roto. Pasaba por un momento personal muy duro, estaba abatida y hundida. Técnicamente no fue una de mis mejores actuaciones pero ese día fui transparente al bailar. Mostré cómo me sentía, y ese sentimiento le llegó al publico. Muchas personas se acercaron a mostrarme su emoción. Eso para mí fue algo maravilloso.

Cuando conseguimos bailar con el alma se crea algo tan fuerte que le llega a la gente. Es como si la bailarina fuera un canal que recibe energía que luego va directo al corazón del publico, pero solo es posible cuando se baila con el sentimiento auténtico y no con la máscara y la sonrisa falsa.

LCL.- ¿Cual ha sido tu mayor reto o dificultad en la vida?

CS.- El reto que recuerdo con mayor emoción es cuando me propuse entrar al Real Conservatorio Profesional de Danza de Madrid después de haber descubierto la danza oriental de muy niña. Yo soy de Almería y cuando conseguí entrar en el conservatorio fue un cambio muy fuerte. Pero yo sentía la necesidad de saber todo sobre la danza. No solo quería ser una bailarina oriental, quería ser una bailarina con una gran formación para ser también una gran profesora ya que por esa edad ya sentía la necesidad de enseñar. Para mi fue un reto decir a mis 16 años que quería ser bailarina y que nada mas terminar el bachillerato me iría a Madrid al Conservatorio. La mayor dificultad era que yo pretendía entrar a un conservatorio a los 18 años sin haber estudiado antes. Las bailarinas clásicas con 16 años están en su momento más bello y yo no tenía ni idea de como se hacia un plié, pero tenía 2 años por delante para prepararme. Cuando hice mis pruebas en el conservatorio, durante más de 4 horas sin parar, mi autoestima se derrumbó de al ver el alto nivel que había. Veía la cara fría que tenían los profesores y me moría, pero cerraba los ojos y me decía que podía hacerlo. Me volví a Almería disgustada porque fue mas duro de lo esperado, pero pasaron los meses y me llego la noticia. Aprobé, y tenia unos meses para cambiar mi vida e irme a Madrid. No fue fácil porque tuve que despedirme de mi familia y la gente que me había acompañado durante mi infancia. A partir de ahí empezó mi madurez.

Cuando me dí cuenta de que la técnica por sí sola no me llenaba, seguí con la danza oriental y decidí volver a Almería para reflexionar. La vida me llenó de trabajo y decidí quedarme ya que hay mucho que pelear en las pequeñas ciudades. Actualmente vivo solo de la danza, de mis clases y espectáculos. Soy tremendamente feliz y mi familia al verme tan joven, independizada y con tanto trabajo ya cree que realmente este es mi camino y me apoya muchísimo.

LCL.- ¿Que virtudes te han ayudado a dar los pasos necesarios para alcanzar lo que querías y para superar los obstáculos?

CS.- Resaltaría la fuerza y constancia de seguir adelante cuando todo va mal. Creo que he sufrido grandes golpes tanto en la vida personal como en la profesional y siempre he sabido levantarme y seguir con una sonrisa. Es una fuerza que hace que me recupere pronto sin dramas y siga mi camino, pero más sabia que antes. Por lo que veo en otras personas, no es tan fácil como yo lo siento.

También ha sido importante el saber escucharme, saber lo que siento. Me gusta la soledad y el silencio, incluso medito para conectar conmigo misma. La paciencia es otra cosa muy importante en mi corta trayectoria. Soy Tauro y dicen de nosotros que tenemos mucha paciencia. Esta sociedad nos obliga a ir deprisa, a no perder tiempo a correr y, claro, cuando te propones objetivos y sueños a alcanzar, muchas veces quieres que sean al instante y desde luego en al vida de una bailarina no es así. Es un camino muy largo y lento, un camino para toda la vida ya que nunca dejas de aprender.

Lo ultimo que resaltaría seria el amor, amor por ti, por los demás, por lo que haces, por lo que no haces, por tus éxitos, por tus golpes, creo que el amor es una cosa importante en la vida de cada persona, es el toque, es la chispa, es la magia. Saber amar y perdonar son grandes herramientas para triunfar.

LCL.- ¿Que le dirías a otras mujeres que quieran conseguir un sueño pero no creen que es posible?

CS.- Diría que le den una oportunidad al sueño, que empiecen haciéndolo despacio, sin grandes riesgos, pero que lo intenten, porque no puedes vivir pensando que habría pasado si lo hubieras hecho. Salga como salga debes sentirte orgullosa de ti misma por intentarlo. La mayoría de personas no se dan la libertad de intentarlo. Creo que todas las personas tenemos un don y de nosotros depende sacarlo a relucir o esconderlo. Tú puedes cambiar tu vida, tú puedes hacer que sea un poco mas bonita y emocionante. Creo que dedicarte a lo que te gusta es bueno hasta para la salud. Hace que tengas ganas y prácticamente no enfermas.
Inténtalo y prepárate tanto para el éxito como para el fracaso, que ambas cosas forman parte del camino.

Si te gusta este blog, añádete a mi página de Facebook.
Para saber más de mis libros: www.lorrainecladish.com
Para contactar con Cristina Samaniego: www.cristinasamaniego.com

lunes, junio 27, 2011

Cómo conseguir lo que te propones


Últimamente ando un poco saturada de tanto mensaje positivo enlatado y eso que soy autora de libros de superación personal. Nos están haciendo pensar que hay que desear ser estrella de cine o tener la cuenta bancaria de Donald Trump para ser feliz. Con tanta presión lo que va a ocurrir es que ¡la gente se va a deprimir! Sobre todo en los tiempos que corren, en que la crisis casi mundial es un hecho.

Pienso que es muy respetable tener metas humildes mientras a ti te satisfagan. Por otro lado, no hay que irse a meditar al Tibet ni colgarse veinte mil amuletos de la suerte para atraer cambios positivos a tu vida.
Eso sí, aunque tus objetivos no sean gigantescos, posiblemente encuentres dificultad en conseguir lo que te propones. Si es así, prueba lo siguiente:

-       Cuando sepas qué quieres conseguir, emprende acción. Por poco que hagas, que sea un paso en la dirección que quieres seguir. Eso te hará detener la inercia de no hacer nada.

-       Márcate un calendario. ¿Qué harás y para cuándo? Si quieres conseguir un empleo en tres meses, ¿cuántos currículos enviarás cada semana? ¿A cuántas personas contactarás en LinkedIn? ¿A quienes les dirás que buscas trabajo?

-       Encuentra un compañero. Pide a un amigo que esté en tu misma situación que te sirva de apoyo y devuélvele el favor. Daros ánimos mutuamente os servirá para seguir adelante cuando uno de los dos flaqueéis.

-       Comprométete a largo plazo. Pocas metas se consiguen de un día para otro. Recuerda que habrá momentos difíciles, momentos en que parecerá que no pasa nada. Deja que pasen, y sigue delante de todos modos. Demasiadas personas abandonan cuando estaban a punto de conseguir algo.

Si te gusta este blog, añádete a mi página de Facebook.
Para saber más de mis libros: www.lorrainecladish.com
Visítame en Consejos de mamá

(c) Foto Fritz Langman

jueves, junio 23, 2011

En defensa de la felicidad, de Ricard Matthieu


Un lector del blog me recomendó el libro En defensa de la felicidad, de Ricard Matthieu. He leído el libro y la versión en audio también.

Basado en principios budistas, el mensaje de Matthieu es sencillo: podemos aprender a ser felices. La verdadera alegría de vivir no depende de factores externos. Esto haría que la felicidad fuera precaria.

Cuando la alegría es interior, las circunstancias no pueden alterar su estructura básica.

Recomiendo este libro y especialmente el audio libro (yo lo escuché en inglés).

Si te gusta este blog, añádete a mi página de Facebook.
Para saber más de mis libros: www.lorrainecladish.com

miércoles, junio 15, 2011

El éxito de reconocer una adicción


Pocas cosas fortalecen el carácter tanto como superar una adicción. Puede ser algo tan extendido como fumar, beber alcohol o consumir algún tipo de droga. O bien mirar la televisión durante horas, beber café en exceso, o comprar cosas innecesarias para llenar un vacío interior.

Por leve o grave que sea, el hecho de reconocer que una adicción interfiere con tu vida, con tus relaciones o con tu trabajo, es un gran logro. Y poner los medios para superarlo es el no va más.

Yo superé la bulimia, que es muy parecida a cualquier adicción con el agravante de que la “droga” es algo tan mundano y accesible como la comida. Tardé muchos años en conseguir superarlo, y mi primer libro, “Me siento gorda”, publicado en 1993, fue fruto de esa lucha, seguido de “Miedo a comer”, en 2002. Pero considero que mi mayor éxito fue precisamente seguir intentando, independientemente de los resultados. El haberlo conseguido es la guinda sobre el pastel.

Quien padece algún tipo de adicción por lo general cuando la abandona, la sustituye por otra. Lo ideal es reconocer que se tiene ese tipo de personalidad compulsiva y adictiva y aprender a sustituir esa compulsión de manera eficaz y que produzca resultados productivos.

Cuando superas una adicción, que es un éxito considerable y del que no siempre se hace alarde, quizá por vergüenza o miedo al qué dirán, sientes que eres capaz de cualquier cosa.

¿Qué adicciones o malos hábitos has superado hasta ahora? ¿Cuáles te gustaría superar? ¿Qué pasos vas a dar para abordarlos?

Si te gusta este blog, añádete a mi página de Facebook.
Para saber más de mis libros: www.lorrainecladish.com

miércoles, junio 08, 2011

Mima tus sueños como si fueran tus hijos


Recomiendo tener buen talante y aprender a tomar la vida con deportividad, incluso en los peores momentos, pero también estar dispuesto a poner en marcha los mecanismos que te ayudarán a vivir como tú quieres y no conformarte con menos. Eso sí, repito que hay que hacer que las cosas ocurran. Creo en la sincronicidad, creo que atraemos lo que somos, y creo en la energía, tanto la positiva como la negativa. Pero sobre todo sé que si yo no estuviera escribiendo estas palabras, nadie las escribiría por mí.

Si llevas años pensando: “algún día me pondré en forma”, “si tuviera tiempo, aprendería chino”, “si me pusiera a ello, sería un buen escritor”, déjate de excusas y pon manos a la obra. Por mucho que leas o filosofes sobre ello, sólo la acción marca una diferencia. 

Mima tu pasión y cuídala cada día como si fuera un hijo. Los que somos padres sabemos que el amor hacia un hijo es lo más grande que hay. Y aún así … ¿a quién le gusta tener que levantarse diez veces cada noche a cambiar pañales? ¿Quién disfruta llevando al niño a urgencias en mitad de la noche porque tiene fiebre? ¿A quién le encanta soportar un berrinche? Pero lo hacemos porque queremos con pasión a nuestros hijos y sabemos que ser padres conlleva pasar momentos malísimos, y también disfrutar de los buenos, como ver a tu hijo dar sus primeros pasos, escucharle decir “te quiero”, o simplemente verlo feliz. 

Si te gusta este blog, añádete a mi página de Facebook.
Para saber más de mis libros: www.lorrainecladish.com
Para leer más Consejos de mamá: www.mamalatina.about.com

viernes, junio 03, 2011

¡Acción!


Para aprender a escribir hay que escribir mucho, y el resultado puede ser malo, mediocre, bueno, o genial. Por mucho que pienses en escribir, ¡sólo lograrás publicar un libro si lo escribes! Es posible que incluso firmes un contrato editorial basado en una propuesta editorial, claro, pero – repito – sólo lo publicarás si lo escribes.

Esto se traduce a cualquier otra faceta de la vida. No correrás un maratón a menos que te calces las zapatillas de deporte y te eches a la calle. No terminarás una carrera universitaria a menos que te matricules, vayas a clase, estudies, hagas los deberes y te presentes a los exámenes. No conseguirás trabajo a menos que redactes tu currículo y lo envíes a empresas, rellenes solicitudes de trabajo y vayas a entrevistas.

El caso es emprender acción. Ya puedes mirar videos de personas nadando o conduciendo o haciendo cualquier otra cosa, que hasta que no lo practiques una y otra vez, no lograrás nada.

La falta de productividad a menudo radica en el temor a hacerlo mal. Es algo con lo que los escritores lidiamos casi cada vez que nos plantamos ante el teclado del ordenador. Hay que hacer un esfuerzo mental para convencerse de que no pasa nada por equivocarse al escribir, o cansarse al correr, o suspender un examen. Cuanto más hagas, cuanto más produzcas, más mejorarás y mayores serán tus posibilidades de alcanzar tus objetivos.

Si te gusta este blog, añádete a mi página de Facebook.
Para saber más de mis libros: www.lorrainecladish.com