lunes, enero 31, 2011

No temas cambiar



¿Qué partes de tu vida mejorarías y cuales te gustan tal y cómo están?
No pienses en lo que dicen los demás, ya sean tus padres, tus suegros, tu pareja o tus amigos. No consideres lo que está de moda desear, ya sea tener tu propio negocio, hacer yoga o tirarte en paracaídas. Si no es lo tuyo, ¿para qué? ¿Qué es lo que a ti te gustaría conseguir? ¿Cómo te gustaría a ti vivir el día a día?
¿Y qué puedes hacer ahora para acercarte cada día más a tus metas?
Recuerda que la felicidad no se puede ni se debe postergar. Yo sé por experiencia que se puede tener alegría incluso en momentos en los has perdido todas las cosas que supuestamente dan seguridad. Por tanto, procura dejar de un lado la noción de que serás feliz cuando tengas esto o consigas aquello. 
Muchas cosas influyen en tu estado de ánimo y en tu nivel de energía, sobre todo el tipo de pensamientos que tienes. Metafísica aparte, se puede elegir abordar la vida con buen ánimo y sobre todo con empeño, o bien como si fuera un dolor de muelas, aunque ya decía Ortega y Gasset que no se puede vivir de la segunda manera. 

Para saber más de mis libros, visita www.lorrainecladish.com
Si te gusta este blog, añádete a mi página de Facebook

No hay comentarios: