martes, enero 11, 2011

Campamentos de verano en Sarasota, Florida para aprender inglés



El inglés es el idioma oficial en el mundo de los negocios, en la política y en muchos más ámbitos. Yo tuve la suerte de criarme en el bilingüismo porque mi padre, Delfín Carbonell es amante de las lenguas (es léxicografo) y también bilingüe y además se empeñó en que mis hermanos y yo lo fuéramos.

Por otro lado, la mayoría de mis amigos del colegio (King´s College, un colegio británico en las afueras de Madrid, carísimo pero de gran riqueza académica, al menos en mis tiempos), también hablaban dos o más idiomas.

Como os habrá pasado a muchos de vosotros, hace un par de años, a través de Facebook recuperé el contacto con muchos de mis compañeros de colegio, a los que no había visto ¡en treinta años o más! El mundo es un pañuelo, y varios de esos compañeros resulta que están en Florida, donde vivo desde hace casi siete años. 

Una de ellas vive en Sarasota, que está a una hora y media larga de Naples, mi ¨ciudad¨ actual. De jovencitas, las dos dábamos clases de inglés en la academia de idiomas de mi padre y de mi abuelo. Quién me iba a decir que un día yo llevaría a mis hijas a la academia de mi amiga, en Sarasota, Florida, ¡para que les enseñara español!

Pues bien, casualidades aparte, mi amiga de la niñez, Mara Jacobs, es psicólogo, maestra y además propietaria de Spanish Legacy, una academia de idiomas en el estado del sol (The Sunshine State), como se conoce aquí a Florida.

Ahora organiza el campamento de verano del 2011. Si os interesa, podéis visitar su página web en www.spanishlegacy.com o escribirle a info@spanishlegacy.com y pedir información. Un e mail alternativo es este.

Hay dos opciones de campamento para vuestros hijos: una de ellas es una estancia de entre dos y cuatro semanas con una familia de habla inglesa (americana). Durante el día los niños o jóvenes asisten a clases de inglés en la academia, realizan actividades y hacen turismo y por las tardes participan del ambiente familiar. Mara y el resto del personal se ocupan de que todo funcione a la perfección.

Otra opción es un campamento de dos semanas de duración en que los niños y jóvenes se hospedan en New College Unversity, que es de ensueño y además tiene todo tipo de actividades interesantes y lúdicas.

Pasar tiempo en un campamento aprendiendo otro idioma es una buena inversión. Mi hija mayor cada vez que vuelve de España habla mejor el español, y eso que no asiste a clases.

Ser bilingüe a mí me ha abierto muchísimas puertas y me ha dado oportunidades que no hubiera tenido, de haber hablado un solo idioma.

¡Deseo lo mismo para nuestros hijos!

Spanish Legacy en Facebook – pide su Amistad para obtener información.

Para saber más de mis libros: www.lorrainecladish.com
Añádete a mi página de Facebook, y participa.

1 comentario:

Juan Luis G. dijo...

Desde luego que hoy en día ser bilingüe (por lo menos) es muy importante y abre una infinidad de posibilidades. Mi hija, que aún tiene dos años, ya ve vídeos de dibujos animados en inglés y dice sus primeras palabras.

Saludos