miércoles, diciembre 29, 2010

Querido 2010 ...

Siempre llena de esperanza

Querido 2010,

Gracias por ser tan generoso conmigo. El 2008 y 2009 fueron muy duros, pero el 2009 se despidió con promesas de un mañana mejor.

En el 2010 hice muchas cosas, obtuve una mejor perspectiva de la vida y comprendí mejor de dónde vengo y a dónde voy. 

Entregué una propuesta editorial que debí haber terminado hacía tiempo, escribí un libro de ensayo en español sobre encontrar el amor a una cierta edad (que saldrá a la venta en febrero del 2011), escribí el primer borrador de una novela en inglés (que reescribiré en el 2011), y mantuve a flote el
Diario del Éxito en dos idiomas y en tres sitios diferentes (y en el 2011 daré otro paso más con el blog).

Me publicaron un relato en una compilación de cuentos de hadas.

Despedí a mi hija de 9 años en el aeropuerto en su primer viaje sola de Florida a España, y antes de navidad llevé a mis dos hijas y a su padre (mi ex-marido) al aeropuerto para que pudieran pasar las fiestas juntos en España.  

Viajé a San Francisco para visitar a mi querida hermana.

Cerré capítulos en lo personal, lo económico y lo emocional. Otros tendrán que esperar al 2011, pero estoy en ello.

Me mantuve en forma y con buena salud. Estoy muy agradecida por ello: la salud mental, emocional y física. Sé que tengo suerte de tenerla. No siempre ha sido así.

Me dieron la oportunidad de promocionar mis libros en televisión. ¡Gracias!  

El sentido de las relaciones: románticas, de amistad, familiares, han tomado otro significado.

Mi vaso está siempre medio lleno, y el corazón me rebosa.

Y a pesar de esto, me duele saber que algunos de mis amigos y familiares lo pasan mal en el 2010 como lo hice yo antes. Me alegro de que puedo hablar por experiencia cuando les digo que quizá el 2011 también les traiga la promesa de un mañana mejor. 

A quienes no pueden esperar a que termines, 2010, les digo:  
El resto de tu vida empieza hoy.

Y como Christopher Robin le dijo a Winnie the Pooh:
Prométeme que siempre lo recordarás: eres más valiente de lo que crees, más fuerte de lo que pareces, y más listo de lo que piensas”.  

Visita www.lorrainecladish.com para saber más de mis libros.
Añádete a mi página de Facebook, y comparte tu historia. 

miércoles, diciembre 22, 2010

Sobre el Ho´Oponopono o la responsabilidad y el perdón




Si te interesa sentirte más liviano de espíritu y de corazón, liberarte de resentimientos y malestar interno, responsabilizarte de cómo te sientes, cerrar capítulos y comenzar otros, entonces ¡el Ho´Oponopono puede ser la solución!

Puedes leer más sobre ello en Wikipedia, o buscarlo en Google.

Se basa en una antigua práctica Hawaiana de reconciliación y perdón que se llevaba a cabo en familia o en comunidad cuando había algún problema entre ellos. Creían los Hawaianos que sentir enfado y guardar resentimientos, por ejemplo, provocaba enfermedades.

No soy Hawaiana ni antigua (¡aún!) pero sé que cuando siento ira o resentimiento no me siento tan bien ni me veo tan estupenda. También sé que es poco probable que los demás dejen de hacer o decir las cosas que me provocan ganas de responder con palabras o acciones que no son propias de una señora. Así que me ciño al método del Ho´Oponopono de responsabilizarme de cómo me siento, sin importar lo que hagan o digan los demás.

La única persona sobre la que tengo algún tipo de control soy yo.

No vemos las cosas como son, dicen los seguidores de esta antigua práctica; las vemos como somos nosotros. Eso ya lo intuía antes de leer sobre el Ho´Oponopono, así que eso que tengo ganado, digo yo.

Para liberarte de sentimientos negativos, dice el sencillo método, debes seguir los siguientes cuatro pasos, una y otra vez. Dicen que da resultado.

Hay métodos mucho más extraños por ahí, así que por qué no intentarlo.
Si funciona, genial, y si no, al menos tienes la cabeza puesta en pensamientos agradables en lugar de comerte el coco.

Cuando te sientas mal, enfadado, o triste, repite mentalmente las siguientes frases:

1.- Lo siento (Se lo dices al Divino, a un Poder Superior o en lo que tu creas)
2.- Perdóname (Asumes la parte que te toca en esa circunstancia o sentimiento)
3.- Gracias (Dejas ir el sentimiento negativo)
4.- Te amo (Das paso al amor)

Aunque no lo hagas, el simple hecho de reconocer que somos responsables de cómo nos sentimos y que no tenemos control sobre otras personas, lugares o cosas y hacer lo que está en nuestra mano para ver lo mejor en los demás o al menos comprender su postura alivia bastante.

Cuando era mucho más joven se me daba muy bien practicar el resentimiento y me pesaba el corazón. Con el paso del tiempo, cada vez lo siento más ligero y la vida es mejor.

Nada ha cambiado por fuera. Todo depende del cristal a través del que se mire.

Qué mejor momento para comenzar esta práctica que antes de las fiestas. 
Te deseo paz …


Añádete a mi página de Facebook y comparte tus impresiones

domingo, diciembre 19, 2010

8 sugerencias para unas felices fiestas



La navidad, el día de Reyes, Hanukkah, o lo que celebres, debería ser algo relajado y divertido y no otra fuente de estrés que añadir a nuestro ajetreo.

La vida sigue a pesar de las fiestas y aunque los anuncios nos dicen que para ser feliz en navidad hay que comprar mucho y sonreír, pasan cosas: las personas se ponen enfermas, mueren, discuten, se separan, se divorcian, las despiden, están lejos de sus seres queridos, se encuentran cansadas, deprimidas y se sienten solas, también durante las fiestas. Algunas, sobre todo, durante las fiestas.  

Algunas sugerencias para simplificar las navidades y hacer que sean realmente unas felices fiestas …  

-       Acorta tu lista de regalos materiales si no puedes permitirte hacerlos. Nadie debe ofenderse sin no puedes comprar un regalo.

-       Las comidas de navidad no tienen por qué ser elaboradas y caras. Pide que cada persona traiga un plato.

-       No pasa nada por no enviar felicitaciones navideñas.

-       Céntrate en lo que tienes y no en lo que te falta.

-       Di no. Si diera dinero a cada buena causa, no me quedaría nada para mis hijas.

-       Date cuenta de que no hay una navidad “perfecta”. Anticipar una celebración tipo anuncio de cava solo hará que te sientas mal.

-       Puedes NO comprar turrón o dulces navideños.

-       Da y recibe el mejor regalo de todo: el regalo de estar presente.

¿Alguna otra sugerencia?


Participa en mi página de FACEBOOK.

jueves, diciembre 09, 2010

Una sencilla receta de éxito empresarial


Jodie y Dustin Goeggle


Sé el mejor en lo tuyo, conoce tu mercado y reduce los gastos fijos durante una recesión.
Eso es lo que Jodie y Dustin Goeggle, propietarios de www.wholesalescreenprinting.com llevan haciendo durante los pasados 17 años.

Cuando me enseñaron su fábrica en Naples, Florida, vi cómo imprimían camisetas con el logo del bar de Jimmy Buffet, “Margaritaville” en Key West junto a otras del restaurante The Lazy Flamingo en la isla de Sanibel.

Después de muchos años de probado éxito empresarial el matrimonio Goeggle decidió lanzarse a Internet y ofrecer la posibilidad de hacer pedidos online de impresión o bordado de camisetas y otros materiales promocionales a precios de mayorista. 

Proporcionan el mismo servicio rápido, profesional y fiable de siempre, pero con el valor añadido de que el cliente puede subir su propio diseño a través de su página en Internet. Ellos lo mejoran y se lo devuelven al cliente para que lo apruebe. El plazo de entrega es de diez días o cinco si es un pedido urgente.

Pueden ofrecer precios competitivos porque no subcontratan la mano de obra. Vi cómo recibían los pedidos, los procesaban, ejecutaban y enviaban todo desde el mismo lugar. También son los proveedores de las camisetas y sudaderas del colegio al que van mis hijas.

Ya sea que tengas que vestir un equipo de fútbol, de baloncesto, a tus empleados o incluso tus clientes, puedes pedirlos a www.wholesalescreenprinting.com con toda confianza.

He visto lo que hay detrás de la tienda en Internet y conozco a las personas que son el corazón del negocio: una familia con la cabeza en las nubes pero los pies bien plantados en la tierra.

Son un ejemplo de éxito en el más sencillo de los términos y merece la pena repetir su receta: Sé el mejor en lo tuyo, conoce tu mercado y reduce los gastos fijos durante una recesión.



lunes, diciembre 06, 2010

Regalos gratis que puedes hacer esta navidad

La navidad no debería ser una época estresante en la que pasas horas de tiendas o en Internet comprando para luego encontrarte con la empinada cuesta de enero y un montón de regalos inservibles.

Claro que si me encuentro un IPad debajo del árbol de navidad no le voy a hacer ascos, je je.

Pero a lo largo de los años, cada vez me interesan menos las cosas materiales (y no es un decir: puedes leer posts anteriores si te pica la curiosidad, y entenderás por qué) y aprecio más otro tipo de regalos.

Si mi presupuesto y tiempo lo permiten, mis hijas, amigos y familiares quizá reciban un regalo material, pero encuentro que hay otros regalos más valiosos que son gratis o muy asequibles, y más gratificantes para el alma, y los valoro más.

Algunos son:
-       El regalo de tu tiempo – Dedica tiempo a tu seres queridos. Préstales toda tu atención con regularidad, ¡aunque solo sea una vez a la semana!

-       El regalo de tu apoyo – Piensa en un amigo que esté pasando un malo momento (seguramente ¡no tengas que romperte la cabeza!). Invítalo al cine, haz de canguro con sus hijos, o ayúdale a asear la casa.

-       El regalo de escuchar – ¿Alguna vez te has pillado pensando en lo próximo que vas a decir incluso antes de que tu interlocutor haya terminado de hablar?

-       El regalo de tu presencia – A veces nos arrepentimos de no haber pasado tiempo suficiente con un ser querido – un hijo, un padre, un abuelo … No permitas que eso ocurra.

-       El regalo de tu experiencia – ¿Tienes un amigo o familiar que podría beneficiarse de tus consejos? Ya seas artista, escritor, payaso o empresario, tus conocimientos y tu experiencia es algo que no tiene precio para los novatos.

-       El regalo de la motivación – Ofrécete a salir a correr con tu mejor amiga si tiene que ponerse en forma (¡y así te lo ha dicho!), acompañar a tu hermana a un seminario sobre cómo montar tu propio negocio …

-       El regalo de la alegría – El humor es contagioso. ¿Merece la pena que tú contagies a los demás? ¡Creo que mi mejor virtud es mi actitud!

-       El regalo del perdón – Haz una lista de tus rencores. Plantéate perdonar otros y así, liberarte tú. No es cosa fácil. ¡Lo sé de primera mano!

-       El regalo de la palabra escrita – Escribe una carta sentida a todas as personas a quienes te gustaría hacer un regalo. Diles lo que significan para ti, enumera sus virtudes y memorias que tienes de ellas o incluso los momentos difíciles que compartisteis.  


Este tipo de regalo no te vaciará la cartera y te llenará el corazón.

Si se te ocurren más, ¡por favor, compártelos!

¡Felices Fiestas!

Añádete a mi página de Facebook, y comparte tu historia.

viernes, diciembre 03, 2010

Por qué creo en las personas



Escribí este post hace un año, en mi perfil privado de Facebook, y etiqueté a los amigos a quienes concernía. Un año más tarde, me agrada decir que el 2010 ha sido un año mucho mejor que el anterior, y espero que el 2011 sea aún mejor. Y si no, sé que tengo madera para volver a enfrentarme a las tormentas de la vida, las veces que haga falta. Gracias a ellas, descubrí que tengo un alma resistente y muchas personas amables a mi alrededor. 

*****************************

2009 fue un año extremadamente difícil para mí y para mis hijas,aunque las dificultades habían empezado algunos años atrás ...  

El infortunio y cómo se aborda puede fortalecer o bien destruir a una persona. A mí no me destruyó. No sólo porque aprendí a ser resistente, sino también porque hay personas buenas en el mundo. Soy afortunada de conocer muchas de ellas. Para quienes no creen en la gente ... quiero compartir una lista de cosas que los ángeles de la tierra han hecho por mí en este pasado año. No menciono nombres porque algunas me pidieron que no divulgara su acto de generosidad cuando se lo agradecí y lo respeto. Alguien me dijo: "Esto queda entre Dios, tú y yo" ... y así es, no importa cuáles sean tus creencias religiosas.  

Espero que esta lista reavive tu creencia en las personas si alguna vez la perdiste. Me alegra decir que yo la conservo ... 

Así que GRACIAS a TI que (sin que yo lo pidiera) ...  

- viniste a mi casa y me sacaste de la cama al mediodía y nos llevaste a mis hijas y a mí a cambiar el aceite del coche y al supermercado y además lo pagaste todo.

- me regalaste tus anillos de boda y de compromiso para que yo pudiera venderlos y pagar las facturas. 

- me diste cajas de cereales para mis hijas. 

- hiciste cena para mí y para mis nenas y nos lo trajiste a casa. 

- avalaste el contrato de mi alquiler.

- me compraste un nuevo ordenador cuando me robaron el Macbook (es mi herramienta de trabajo).

- pagaste mis copas y mi cena cuando me hacía falta salir con mis amigos para olvidarme un poco de todo.  

- preparaste una fiesta de cumpleaños para mí cuando no tenía ni ganas de celebraciones. 

- compraste mi billete de avión para ir a NY.

- me diste trabajo escribiendo blogs.

- me llevaste al aeropuerto de Miami y me recogiste (2 horas en cada dirección), cuando fui a España en verano.

- cuidaste de mis hijas para que pudiera trabajar o ir a clase de baile.

- hiciste un trueque conmigo para que pudiera tener ropa nueva o cualquier otra cosa que me hiciera falta. 

- me llenaste el tanque de gasolina.

- escribiste y compusiste una canción para mí. ¡Eso no tiene precio!  

- chateaste conmigo cuando necesitaba desahogarme a las cuatro de la mañana. ¡Gracias al cielo por tener amigos en otros países (y en otro huso horario)! 

- me ayudaste a mover cajas y más cajas, incluso cruzando Florida para hacerlo.

- pagaste mi alquiler cuando yo no pude. 

- me diste un buen precio por todas mis joyas de oro, mientras se me saltaban las lágrimas cuando las tuve que vender.

- hiciste fiestas de venta directa para mí cuando vendía joyas de plata, sólo para echarme una mano.

- me pusiste en contacto con alguien que contrató mis servicios como escritora o traductora.

- le diste ropa a mis hijas. 

- me enseñaste que la riqueza es lo que te queda cuando lo has perdido todo.  

- te aseguraste de que mis nenas estuvieran en la lista de Santa Claus.

- me diste dinero para ir al dentista.

- me hiciste fotos de promoción gratis, cuando no tenía ganas ni de sonreír. 

- me regalaste cosas tuyas para que las vendiera en eBay y pudiera usar el dinero. 

- me dijiste un piropo cuando más lo necesitaba.

- me aseguraste que saldría adelante.

- me cambiaste la rueda del coche y perdiste toda la mañana haciéndolo.

- respetaste mi necesidad de estar sola y las ganas de tener compañía.

- me practicaste una intervención quirúrgica necesaria casi gratis.

- me aceptaste como soy. 

Sé que se me escapan cosas, pero estas son las que recuerdo así de pronto. 
Hay buenas personas ... y también creo que los demás son un espejo nuestro.

Por eso, estoy agradecida

¡GRACIAS! desde lo más profundo de mi corazón