sábado, noviembre 13, 2010

En busca del hobby perdido ...



Me gano la vida con las palabras: Las escribo y las traduzco. También escribo para mi propio disfrute.

Escribir es un oficio que se perfecciona a lo largo de los años.

Y aún así necesito otras maneras de expresarme. Quizá por eso también me dediqué a la danza y al dibujo. Por eso pasé mis dos embarazos haciendo patucos y mantitas de ganchillo para mis bebés. 

Crecí viendo a mi padre y a mi abuelo escribir, y mi abuelo me dejaba usar sus lienzos y pinturas de óleo cuando yo tenía 12 años. De niñas, mi hermana y yo jugábamos con arcilla junto a él.

Ayer observé a mi hija de 9 años llevar un cuaderno a todas partes y tomar notas y hacer dibujos de todo. Me inspiró a comprar un cuaderno y lápices y, después de más de veinte años de no hacerlo, dibujar. Claro que por falta de práctica mis dotes como dibujante no han mejorado con los años. ¡Pero lo disfruté!

Había olvidado lo bien que se siente cuando el lápiz entra en contacto con el papel.

No cambio dibujar por escribir, al igual que no cambio bailar por correr.

Escribir sigue siendo mi principal interés y seguramente lo seguirá siendo hasta el día en que muera. Pero es liberador y divertido retomar algo que pensaba que había dejado atrás para siempre. Esta vez, sin embargo, no me exijo nada. Es divertido hacer las cosas que disfruto, ¡se me den bien o no!

¿Qué actividad o hobby dejaste atrás que desearías retomar por el placer de hacerlo?  


Participa en mi página de Facebook y comparte tus historias de éxito.

1 comentario:

Juan Luis G. dijo...

Hola Lorraine.

En principio, no me gusta la definición de "hobby" o "afición". Parece como apartar a un segundo plano unas actividades, que si bien del desarrollo de las mismas no obtenemos un beneficio económico o "no nos ganamos la vida", sí nos ofrecen unos beneficios muy importantes y necesarios para tener una vida plena.

Saludos