jueves, septiembre 30, 2010

Simplemente ¡hazlo! Nike tenía razón

La mayoría de personas deciden adelgazar, hacer ejercicio, escribir un libro o cualquier otra cosa y luego pasan muchas horas, a veces días, semanas, meses e incluso años ¡preparándose para empezar!

El resultado a menudo es un garaje lleno de equipamiento sin usar, libros sin leer, dinero malgastado en seminarios y sueños incumplidos, además de una enorme sensación de fracaso.  

Sugiero hacer todo lo contrario. A mí siempre me ha funcionado.

Tomo nota de mi meta y empiezo a dar los pasos para alcanzarla. Cuando ya estoy en marcha, es cuando investigo los recursos que hay disponibles para mejorar mi estilo, mi rendimiento, mi técnica o lo que sea que necesito mejorar. Así es como abordo el arte, el deporte, la escritura, el trabajo y más.

No necesito el perfecto par de pantalones cortos para empezar a correr. No necesito tener la oficina perfecta para escribir. ¡Ni tan siquiera necesito tener dinero! No necesito saber la técnica de dibujo perfecta para disfrutar de hacer un esbozo.

Si no haces ejercicio, no tendrás una serie de repeticiones que aumentar ni un estilo que mejorar. Puedes pasarte toda la vida hablando del libro que escribirás un día y asistir a tropecientos talleres de escritura. Pero no tendrás un manuscrito que pulir si no te pones a escribir.  

En resumen, es el lema que Nike puso tan de moda - Just Do It! Pero ¡es que funciona!

Así que, simplemente ¡hazlo!

Hazlo de forma imperfecta, hazlo poco a poco, hazlo como y cuando puedas, pero ¡hazlo!

Hazlo, y dentro de un mes, por favor ¡dime qué resultados obtuviste!


¡Participa en mi página de FACEBOOK!

1 comentario:

Juan Luis G. dijo...

El perfeccionismo, o peor aún, la aspiración al mismo, es uno de los peores enemigos con el que nos podemos encontrar en el camino hacia nuestras metas.

Saludos