lunes, agosto 23, 2010

7 sugerencias para crear un espacio propio

Todos necesitamos una habitación propia, como decía V. Woolf. Claro que no tiene que ser un espacio físico. Puede ser un espacio mental, físico o espiritual. Puede ser un apartamento o una mansión.

Puede ser un armario, un santuario, el cuarto de baño o un soplo de aire fresco mientras contemplas el mar.

Para tener éxito en la vida, para encontrar el equilibrio, para poder seguir tu llamado, para poder reflexionar … necesitas un espacio propio. Sólo experimentando la soledad podemos también experimentar las relaciones en toda su plenitud y con todos sus matices. Y por relaciones me refiero a las profesionales, íntimas, de padres e hijos, de amor, familiares, de paso y más …

7 sugerencias para crear ese espacio:

- Márcate quince minutos o media hora cada día para estar a solas con tus pensamientos y emociones.

- Haz una cita contigo mismo. Nadie más debe acompañarte. Ve a una librería, a una tienda de antigüedades, a un museo, al cine, lo que te apetezca.

- Apaga el teléfono y el ordenador, silencia el timbre y lee o medita durante media hora.

- Ve a dar un largo paseo o a correr, sol@.

- Diles a tus hijos, a tu pareja y a tu familia que necesitas unos minutos de tiempo a solas.

- Haz una manualidad – carpintería, collares, costura, ganchillo, dibujo … Te libera la mente.

- Escribe un diario.

La soledad sirve para recuperarse, para aprender, para reflexionar y para muchas cosas más. Además, nutre el alma.

www.lorrainecladish.com

Participa en mi página de Facebook!

2 comentarios:

Juan Luis G. dijo...

Es curioso como la soledad está aún socialmente mal vista, quizá porque muchas veces se confunde soledad con aislamiento. Yo tengo una fuerte necesidad de ese espacio personal, desde siempre.

Saludos.

Lorraine C. Ladish dijo...

Uff, pues yo lo necesito como el agua, ya desde niña. No comprendo a la gente que no sabe o no puede estar sola. Más bien puedo comprender lo que les pasa, pero claro, no lo comparto. Me alegro de saber que hay otras personas afines. ¡Saludos!