martes, abril 27, 2010

Busca motivos, ¡no excusas!

Esto ya lo sabes: tú no eres tus circunstancias. Sin embargo, es difícil interiorizarlo cuando estás en mitad de una crisis o reto. Puede ser un despido, dificultades económicas, un divorcio, una enfermedad física o mental, la pérdida de un ser querido, o cualquier otra cosa que te impulse a desear taparte la cabeza con las sábanas y no plantarle cara al mundo.
He enfrentado grandes retos que incluyen todos los anteriores y alguno más. No digo que sea fácil ponerse las pilas y seguir p´alante, pero SÍ es sencillo y se trata de una elección personal. En mi adolescencia tenía por costumbre culpar a los demás y a las circunstancias de mis problemas. A través de los años he aprendido que solo yo puedo HACER algo para cambiar mi situación y sobre todo, mi actitud. Soy la única que puede conseguir que yo vaya a terapia, al médico, seguir el proceso de recuperarme de una pérdida, tomar acción para cumplir un sueño, o cualquier otra cosa.
Si no has leído El hombre en busca de sentido, de Viktor Frankl, te lo recomiendo. Después de leerlo, te preguntarás de qué te quejas, no importa cuán duras sean tus circunstancias y te darás cuenta de que es posible entrenar la mente para salir adelante, siempre.
Superar retos me ha fortalecido. Sé de lo que soy capaz. También sé que puedo soltar lastre – no aferrarme al pasado, a resentimientos ni arrepentimientos – y seguir subiendo.

Algunas cosas que me han ayudado a ser imparable y además, alegre:

- Encontrar razones para salir de un mal trago en lugar de excusas para perpetuarlo.

- Pedir ayuda. Si tienes depresión, consulta con un experto. La vida es más fácil si buscas soluciones. Si tienes una enfermedad, aprende sobre ella (yo hice esto cuando tuve un trastorno alimentario siendo muy joven y escribí un libro titulado Me siento gorda, sobre ello), y procura ayudar a otras personas a superarla o comprenderla. Esa es la raíz de la mayoría de mis libros de ensayo

- Deja de culpar a los demás. Cuida tu propio jardín y observa cómo florece. Nadie puede hacerlo por ti, aunque tú pienses que deberían.

- Haz una lista de todos los pasos que puedes dar para superar tu reto actual. Si necesitas trabajar, reinvéntate, promueve tus destrezas, apúntate a un curso y busca trabajo como si tu vida dependiera de ello. ¡Así es!

- Sé agradecida – Con regularidad escribo una lista de todo por lo que doy las gracias. En momentos realmente difíciles recuerdo escribir que estaba agradecida de poder comprar comida para mis hijas. Todo lo demás se desmoronaba, pero teníamos de comer y estábamos juntas.

¿Qué haces tú para superar las dificultades?

http://www.lorrainecladish.com/

miércoles, abril 21, 2010

Adriana Lozada por fin lo tiene todo

Adriana Lozada es la editora de D´Latinos magazine, una de las revistas hispanas de mayor difusión en el suroeste de la Florida. Como miembro del equipo de Mediavista, Inc., también presenta el programa televisivo en español D´Latinos, que fue el medio en que nos conocimos. Recuerdo lo paciente que fue mientras una de mis hijas lanzaba cereales hacia la cámara mientras Adriana me entrevistaba, unos años atrás. De facciones impactantes, sonrisa contagiosa, un cuerpo de modelo profesional, inteligente y graduada en periodismo, la venezolana de 28 años lo tiene todo.
¿Realmente, es así?
Cuando le pregunté cual es su mayor historia de éxito personal, me dijo: “Tengo muchas, pero la más importante es que pude salir adelante incluso sin el amor y el reconocimiento de un padre en mi vida”.
Adri, como la llaman cariñosamente familiares y amigos, se crió como hija única de madre sola, en una sociedad en que su situación no estaba bien vista. “Siempre me sentí envuelta por el amor de mi madre, mi abuela, mis tías y tíos, pero asistí a una escuela de niñas bien, donde todas las demás conocían su linaje y yo no sabía quién era mi padre. Eso fue duro, y ahora me doy cuenta de que me marcó como persona. Ahora por fin puedo hablar de ello abiertamente y sin vergüenza”.
A los 20 años, Adriana supo que no era hija única, sino que tenía otros 3 hermanos. Hace unos pocos meses, se encontraron en Venezuela, para descubrir que tienen muchas cualidades en común, especialmente la perseverancia y el hecho de que todos tienen sueños, metas e ilusiones.
“¡El día que conocí a mis hermanos y hermanas fue el más feliz! Esa felicidad disipó mi angustia, respondió a mis dudas y me llenó de ilusiones”.
Adriana dio el primer paso para conocer a su familia, a pesar de temer su reacción, y se alegra de haberlo hecho.
“Doy las gracias a mi madre por criarme sin jamás demostrar resentimiento hacia mi padre. Creo que si la elección fuera mía, no cambiaría nada, salvo quizá haber conocido a mis hermanos más temprano”.
La familia es clave en la vida de Adriana Lozada. El publico ve su imagen, su belleza, su trabajo y sus fotografías, pero hasta ahora, no todo el mundo veía uno de sus mayores retos personales.
Sus palabras de aliento:
“Atrévete a hacer lo que quieres y siempre te verás recompensado. Plántale cara a tus miedos, ya que siempre será más reconfortante saber que lo intentaste, sin importar cual sea el resultado, que si no te enfrentas a lo que temes. Diles a las personas a las que amas que las amas y que son cruciales en tu búsqueda personal de la felicidad”.

Para saber más de Adriana Lozada:

www.facebook.com/adrilozada

Para ver sus videos:

www.youtube.com/user/adrianalozadavideos

http://www.lorrainecladish.com/

domingo, abril 18, 2010

Aprende mientras conduces, con los audio-libros.

He convertido mi coche en una Universidad sobre ruedas. Escritora y adicta a la lectura, tengo el mismo tiempo libre para sentarme a leer un libro a la antigua usanza como para dedicarme a hacer encajes de bolillos. Primero aprendí el sistema de lectura rápida y así reduje en un 50% el tiempo que tardo en devorar un libro. Aún así, esto no es suficiente para saciar mi hambre de información. Así fue como descubrí los audio libros, primero en cintas de casete, luego en CD y ahora en mi Ipod. Escucho libros cuando conduzco, cuando salgo a correr, cuando limpio la casa o hago cualquier otra tarea que no requiere pensar.
Los escucho por la noche cuando estoy demasiado cansada para leer pero no lo suficientemente relajada como para dormirme. Ahora las distancias en coche se me hacen más cortas, las carreras más productivas y hasta tengo ganas de lavar los platos o pasar la aspiradora.
La elección de libros es personal, claro, y por ahora la única novela que he logrado escuchar ha sido Come, reza, ama, de Elizabeth Gilbert (tiene una voz muy agradable en inglés). Para los aficionados a la superación personal, recomiendo cualquier audio libro de Wayne Dyer (es un gran conferenciante), el autor de Tus zonas erróneas, o de Jack Canfield, autor de Los principios del éxito. Hay más títulos de calidad en inglés que en español, pero si buscas, seguro que encuentras el mejor para ti.
La ventaja de escuchar libros de motivación además de leerlos, es que procesas información diferente cada vez. Además, si escuchas métodos de superación personal a diario y sobre todo por la noche, con regularidad, evitas rumiar y preocuparte.
Conviértelo en una rutina, y a la larga dejarás de necesitar la muleta de un audio-libro. Pensar de manera productiva y positiva se convertirá en algo natural.
¿Qué te parecen los audio-libros y cuáles has escuchado?

http://www.lorrainecladish.com/

miércoles, abril 14, 2010

Lorraine C. Ladish, 46 - MORE Magazine - For Women 40 Plus

"¡Necesito tu voto!"
At 17, my dream was to be able to wear a pair of tight jeans and a white tank top. I felt I couldn´t because I was chubby,...

martes, abril 13, 2010

Diario del éxito

Hace un año, me deshice de los diarios que había escrito desde los 25 años. 20 años de cuadernos manuscritos. Los guardaba como prueba de mi evolución personal. A veces recuerdo el pasado con nostalgia o por el contrario, peor de lo que fue en realidad. Al tener un registro de mis sentimientos, podía consultar mis diarios y saber la verdad. También me ayudaban a darme cuenta de que había pasado de ser una jovencita insegura y llena de temores a una mujer madura más serena, centrada y segura de sí misma. En tal caso ¿por qué me deshice de mis diarios? Solía escribir en ellos cuando no me sentía bien, cuando tenía un conflicto emocional que resolver. Durante los tiempos felices, me sentía satisfecha y no tenía necesidad de escribir.
El año pasado di un paso importante – otro más – en mi vida. Mientras empacaba mis libros y mi ropa, encontré mis diarios y los hojeé. Imaginé a mi padre, mis hermanos, mi ex-marido o a mis hijas leyendo esas entradas con una carga emocional que me pesaba incluso a mí, y no pude con la idea. Cuando ya no esté ¿quisiera que ellos – sobre todo mis hijas – conozcan mis secretos más recónditos, mis mayores miedos y mis más oscuros momentos de desesperanza? No. Pueden leer los libros que me han publicado, en los que hay huellas de mi lucha, pero también de mi victoria. Pueden observar mis acciones y saber que tengo lo que hay que tener para ser buena madre y buena persona, aunque siempre intento mejorar. Pueden leer el diario que comencé solo para ellas – y en el que llevo tiempo sin escribir, pero que es mi legado solo para mis hijas.
No he dejado de escribir un diario, pero he sustituido aquel en que volcaba mis angustias por mi propio “Diario del éxito”, en el que documento todo aquello por lo que estoy agradecida y cada éxito personal, por pequeño que sea. Ese diario lo guardaré para siempre. Creo que es más productivo para mis hijas saber que incluso en los momentos más duros fui capaz de centrarme en mis puntos fuertes y no dejarme llevar por los débiles, que supe mantener la vista fija en el horizonte y no en el espejo retrovisor.
Así, fue, por cierto, como se me ocurrió comenzar el blog Diario del Éxito.
Y tú, ¿escribes un diario? ¿Te importaría que lo leyeran tus hijos cuando no estés?

http://www.lorrainecladish.com/

viernes, abril 09, 2010

Éxito en las relaciones de pareja

No considero ninguna de mis relaciones pasadas un fracaso, porque todas me han enseñado algo. Fruto de una de ellas, mis dos hijas, sin quienes no concibo la vida, como sabe cualquier madre. A los 20 años, a los 30 ó los 40 no era la misma que soy hoy a los 46. Cuando pienso en anteriores parejas, ahora parece que comprendo el por qué de cómo terminó cada una. Digo “parece” porque cada historia de amor siempre tiene dos versiones y no conozco la de ellos.
Durante un tiempo, decía saber lo que NO quería en una relación. No quería que me engañaran, que me mintieran ni que hubiera abuso verbal o físico. Ahora me doy cuenta, sin embargo, que no sabía lo que SÍ quería, y creo que por fin lo he descubierto. Un día escribí una lista muy completa de los atributos que deseaba en una pareja, basada en mis valores actuales. Escribí la lista pensando que quizá era poco realista esperar que una sola persona cumpliera con cada uno de mis requisitos. En cambio, atraje a la persona que los cumple todos, y curiosamente eso no me sorprendió tanto. Probablemente estaba preparada para por fin admitir y aceptar algo mejor.
Según cumplimos años y nuestro pasado se hace más largo y más denso, con hijos, exes, responsabilidades y manías, no creo que sea mala cosa ser selectiva. Debería haber, en nombre del respeto y la confianza en una misma, una serie de requisitos mínimos que cualquier potencial pareja debería cumplir. Conformarnos con menos es un acto de auto-destrucción. Las mejores relaciones, no obstante, toman en cuenta que la otra persona es compañero, cómplice, amante y amigo, no alguien con quien meternos constantemente o a quien preferimos evitar porque siempre discutimos.

Algunas de mis actuales creencias sobre las relaciones:


- Si tu pareja no es tu mejor amigo, algo va mal.

- Si no sabes si estás enamorada, no lo estás.

- Si necesitáis terapia de pareja, la cosa se acabó hace tiempo.

- Si te quedas sólo “por los niños”, mejor no te quedes.

- Si crees que puedes cambiar al otro, procura cambiar tú.

- Si piensas que un alma gemela es perfecta, te llevarás un gran chasco.

- Si “sabes” que has encontrado tu alma gemela ¿qué prisa tienes?


¿A ti qué te parece?

http://www.lorrainecladish.com/

domingo, abril 04, 2010

Sácale partido al networking virtual

Al principio abrí mi cuenta en facebook solo para estar en contacto con amigos cercanos y familares, ya que los tengo repartidos por el mundo. Poco a poco, como muchas personas que conozco, acepté también a personas que conocía en eventos de networking, luego a clientes, lectores y colegas, y ahora también añado a amigos de amigos si parece que podamos tener algo en común. Algunos de estos contactos han dado fruto en el sentido de que nos hemos ayudado mutuamente a conseguir algún bolo como freelancers, o bien un contacto con un tercero o simplemente hemos intercambiado servicios. Me revitaliza conocer personas afines, tanto en el mundo real como el virtual.
Una de estas personas es Marían Muñoz, excelente ilustradora que se ha asociado con la marca de bolsos hechos a mano Tuffcooki, para lanzar una nueva línea de bolsos para la mujer estupenda.
Marián es la autora de la ilustración de este post, por la que estoy muy agradecida. Recomiendo sus servicios de imagen corporativa y su destreza como ilustradora. Para contactar con ella, escribe a: marian@marianmunoz.es o visita http://www.marianmunoz.es/

http://www.lorrainecladish.com/