domingo, febrero 28, 2010

La tenacidad - paso a paso.

¿Alguna vez te has sentido desesperado, triste, enojado o desesperanzado? Estupendo, eso quiere decir que ¡estás vivo! La mayoría hemos sentido alguna o todas esas emociones en algún momento de la vida, o incluso todos los días durante una época … No pasa nada. Lo que importa es lo que haces con esas sensaciones y cómo reaccionas ante ellas. Cuando nos enfrentamos a una pérdida, un reto o un gran cambio, se nos presenta la mayor oportunidad para descubrir quiénes somos en realidad y de qué estamos hechos.
No me creo mejor que nadie y tampoco creo que el que sufre se gana el cielo. Puedo afirmar, sin embargo, que los muchos retos que he enfrentado (y enfrento) en la vida y cómo he reaccionado y reacciono antes ellos, han resultado en un mayor auto-conocimiento. Sé que aunque me tambalee temporalmente cuando se me presenta una situación adversa, no me rindo.
El rechazo, la pérdida, las malas noticias … todo me afecta momentáneamente. ¡Soy humana! Pero no me desmorono para siempre. Sé que en la tenacidad está la respuesta y que aunque pueda creer que todo está perdido, en realidad nada está perdido. En un acto de introspección, compruebo la fuerza y la compasión que he adquirido, y me reanimo y sigo p´alante.
Debido a que tengo un historial de levantarme y sacudirme cada vez que me caigo, creo en mí. No siempre, no a cada segundo del día, pero en general, sí. El mayor favor que podemos hacernos es ser tenaces. Es la única manera de superar obstáculos, alcanzar metas y respetarnos a nosotros mismos. Para algunos, es la única manera de vivir.
¿Qué te han enseñado acerca de ti mismo tus mayores retos?


http://www.lorrainecladish.com/

No hay comentarios: