domingo, febrero 21, 2010

Eliana Tardío, escritora y madre, cumple su propósito de vida concienciando a la sociedad acerca del síndrome de Down.

Eliana Tardío es la mamá de dos nenes con síndrome de Down, y no son gemelos ni mellizos. Algunas personas encontrarían en esto la excusa perfecta para derrumbarse y perder la esperanza y la fe. Tardío, sin embargo, convirtió este capricho del destino en el motor de su propósito de vida.
Nacida en Bolivia hace 32 años, Tardío siempre quiso ser escritora. Hasta el momento ha publicado dos libros, dedicados a sus hijos. Emir de mi vida, líder de mi alma, es el entrañable pero doloroso relato sobre el embarazo y parto de su primer hijo, quien tiene ya 5 años. Ayelén, alegría de mi vida, lo dedica a su segunda hija. Tardío escribió estos libros a modo de catarsis y también para compartir su experiencia y dar apoyo a otros padres de niños con síndrome de Down.
“Al principio, me costó entender cómo podría seguir adelante”, dice, “pero con fe y esperanza, he construido mi presente y el futuro de mis hijos”.
Además de madre, es una profesional de éxito que trabaja con el departamento de salud del condado de Collier en Florida y con Healthy Start Coalition, como especialista en la familia y enlace educativo. Ahora escribe su tercer libro y también es líder y portavoz de padres de niños con necesidades especiales en todo el mundo. Tardío creó la red social en español: www.redsocialelianatardio.com/, a este efecto.
“Puede que resulte difícil de creer”, explica, “pero lo que es una experiencia traumática en potencia ha resultado ser el mejor regalo de mi vida y no solo me ha traído dos ángeles bellísimos, sino también una misión y un motivo para ser feliz”.
Tardío asegura que el sentimiento del amor le ha ayudado a salir adelante, además de la perseverancia y la paciencia. “Quienes me apoyan y celebran mi éxito son especiales, pero los que me critican también son importantes, porque me ayudan a darme cuenta de que, aunque no soy perfecta, siempre hay un lugar perfecto para mí y para mis seres queridos”.
Si alguna vez siente dudas o inseguridad, echa la vista atrás y recuerda cada uno de sus logros y eso le da fuerza. “Celebro cada cosa por sencilla que sea y disfruto de las sonrisas, los abrazos y los besos de mis hijos”.
Tardío cree que los retos de la vida son necesarios para adquirir fortaleza y que hay que celebrar tanto los momentos buenos como los que no lo son tanto.
Eliana Tardío es mi antídoto contra el sentimiento de “tener un mal día”.
Si ella escribe y publica libros y artículos para revistas, se relaciona socialmente, trabaja, y regala su tiempo y esfuerzo a su hijos con necesidades especiales y a su marido y logra tener un talante positivo, ¡cualquiera puede!





http://www.lorrainecladish.com/

1 comentario:

Anónimo dijo...

HOLA ELIANA ME DA MUCHO GUSTO LEER ESTO Y SABER QUE ERES UNA MADRE LUCHADORA. NUNCA TE RINDAS SEGUI ADELANTE UN ABRAZO ANA