jueves, diciembre 27, 2007

Nochevieja en Florida

Bueno, ya se acerca la Nochevieja. Desde que vivo en Florida, a las seis de la tarde de aquí, enciendo el ordenador y a través de la televisión por internet, tomamos las 12 uvas (yo tomo 13 porque me gusta pensar que me da buena suerte) y llamamos a amigos y familiares que están en el viejo mundo. El primer año aquí tuvimos la visita de unos buenos amigos que llegaron de España esa misma noche, el segundo año fuimos a una fiesta en un restaurante español donde alguien dió 12 cacerolazos y repetimos las uvas a las 12 americanas (hora de la costa este) y al poco tiempo volvimos a casa, viendo cómo el personal vomitaba por las aceras de la calle principal de la mini-ciudad donde vivimos. El año pasado fuimos a una fiesta "a la americana" en la que apenas conocíamos a nadie, que comenzó como a las 7 de la tarde, y cuyo punto álgido fue cuando, poco antes de la medianoche alguien pasó gorritos y matasuegras, y gritaron "Happy New Year!". Justo después hubo que dar abrazos a conocidos y desconocidos, lo cual duró una horita. Lo peor fue tener que abrazar a personas a las que evitaste durante toda la fiesta porque no te parecía que fuérais a tener química ... y hacer el paripé. No sé, todo un poco frío y artificial. Sobre la una de la mañana, a casita. Este año nos quedaremos en casa, y vendrán algunos amigos con los que esperamos celebrar la salida del 2007 y la entrada del 2008 con más calor y alegría que los años anteriores. Al menos aquí no tengo la sensación de que si no voy a una fiesta, "me estoy perdiendo algo", porque no hay nada que perderse .... Es curioso que en España, la juerga comience después de la medianoche y termine con un chocolate caliente o una vomitona a las 7 de la mañana, y que en cambio aquí todo acabe con el nuevo año.
En fin, yo me adaptaré y haré mi propia fiestecita interior. ¡Chin chin!

1 comentario:

Rosa Torres dijo...

¡Feliz 2008! a la española, jajajaja!! Espero que finalmente la fiesta en tu casa fuese divertida y lo pasáseis bien, yo tuve actuación con la orquesta esa noche en Béjar, estuvimos de "cotillón" mi barrigota y yo, me cansé algo, pero no lo pasé mal, ya que los chicos de la orquesta son como mi familia. Cené con Óscar y unos vecinos y sobre las doce menos cuarto ¡a currar! ya sabes como son los cotillones aquí, este era muy tranquilo y a las 5:30 estaba en mi casa.

Ojalá este nuevo año sea maravilloso para tí y los tuyos, y que todo lo que deseas se haga realidad, te lo deseamos de veras Rosa, Marcos, el bichit@ y Óscar