miércoles, diciembre 19, 2007

En Florida no hay caca de perro en los parques ...

El otro día a los niños de la clase de mi hija de 6 años y medio no les dejaron salir al "patio" (aquí son más como jardines o parques infantiles, muy bonitos y bien arreglados) del cole porque había una pequeña caca de un gato callejero en la arena. Se lo conté a mi amiga Lourdes Alcañiz, que por cierto tiene un blog muy chulo en el abc.com, y se partía de risa. Ella ahora vive en Sevilla, donde vivía yo, y yo vivo en Florida, ¡donde solía vivir ella! "Se me había olvidado lo extremistas que son en USA", me dijo. "Pues si ven los americanos los parques de Sevilla, ¡se llevan a los niños en ambulancia!". Me reí muchísimo. No digo que sea bueno que haya caca de perro en los parques infantiles en España, como tampoco es bueno que haya colillas y condones usados, cosa que recuerdo como algo habitual. Cuando mi hija mayor era un bebé yo tenía que estar siempre muy pendiente de ella no fuera que se metiera en la boca alguna porquería de las que tira la gente al suelo como deporte nacional.
En cambio en EE.UU. es una "felonía", o sea un delito que te mueres, el tirar cosas al suelo, y por supuesto permitir que tu perro se haga caca en el suelo y no lo recojas. Cuando cuento a los americanos que en España hay caca de perro por las calles y que se considera hasta buena suerte pisarlas, no se lo pueden creer. Cuando mi hija vino contándome por qué no había podido salir al recreo, le conté que en España eso no hubiera pasado. Y con los ojos muy abiertos y muerta de risa me preguntó: "¿De verdad, mamá? ¿En España los niños juegan en parques donde hay caca en el suelo?" Ay, ¡pobrecita mía!
Recuerdo cuando una vez en Sevilla discutí con una mujer que tiró tan fresca un cigarro encendido al suelo en el parque. Cuando le dije que era peligroso, ¡encima se ofendio! Aquí eso podría ser motivo de llamar a la policía, y además ¡vendría la policía y me tomaría en serio!
En fin, iré añadiendo más anécdotas de este tipo, porque tengo muchas, muchas y algunas son muy curiosas.

No hay comentarios: