lunes, junio 18, 2007

Remedios para el malestar

Siempre hay remedio para el malestar emocional y espiritual. La fotografía es de la playa principal de Naples, Florida, donde vivo, y donde suelo ir cuando quiero levantar el ánimo, o sentir acariciado mi espíritu.
Considero un privilegio vivir tan cerca del mar, pero incluso cuando no era así, siempre he tenido a mano una lista de alternativas para los momentos difíciles.
- Correr, caminar o nadar hasta que ya no puedo más.
- Escuchar un libro de superación personal en mi ipod.
- Ducharme y arreglarme, aunque no vaya a salir o ver a nadie.
- Hacer una lista de lo que me preocupa o me causa malestar en ese momento, y guardarla. Más adelante suelo comprobar que todo ya pasó, o que lo que me preocupaba no llegó a ocurrir.
- Ver una película divertida; nada deasiado profundo o dramático. Recuerdo que una vez para animarme fui a ver "Million Dollar Baby" sola, !y salí del cine con una crisis existencial!
- Hablar con una buena amiga por teléfono o mejor aún, en persona, y pedirle que me recuerde por qué es mi amiga.
- Acurrucarme en el sofá con mis hijas y leerles un cuento o ver juntas una película para niños.
- Ir a una clase de baile.
- Tener presente que todo pasa.
- Hacer una lista de cosas por las que estoy agradecida.
- Comprarme algo asequible: un libro, una barra de labios, un esmalte de uñas, bisuteria.
- Buscar conchas en la playa.
- Escuchar música.
- Escribir en mi diario.
- Escribir en mi blog.
:)

2 comentarios:

Hestia dijo...

Cariño me encanta...he tomado nota, ya lo creo que si. De los post más sencillos y de los que más agradezco, el simple hecho de leerlo me da aire, me hace sentir bien. Soy adicta a estas mini terapias-truquillos-estrategias...no se como llamarlas.

Gracias bombón.
Beso fuerte.

delfin carbonell dijo...

Spinoza nos dice que la mente crea miedos, fantasmas, angustias que no existen fuera del cerebro y que van en contra de sí misma. El cerebro puede ser su propio enemigo. Gracias por esta entrada. Y ánimo.