martes, marzo 06, 2007

Día Internacional de la Mujer




Faltan dos días para el Dia Internacional de la Mujer. Aquí estamos en las fotos las tres mujeres de mi casa: las dos pequeñas por las que vivo y respiro: mis hijas, y yo misma. No es un secreto que no es fácil ser mujer y sin embargo aunque me regalaran una operación para cambiarme de sexo (cosa poco probable) no lo haría.
Mujer, madre, amiga, amante, trabajadora, cocinera, secretaria, asistenta ... eso es lo que somos la mayoría. Intentamos hacerlo todo, y hacerlo bien, y encima queremos que nos sobre energía para dedicar un tiempecito a simplemente no hacer nada. No es fácil, qué va.
Nos sentimos culpables si no tenemos ingresos sustanciales y el marido está rompiéndose los cuernos trabajando fuera de casa mientras nosotras "lo pasamos bien" limpiando, enseñando a nuestros hijos a no romper los muebles y a desarrollar su lado artístico y no precisamente sobre las paredes del salón.
Pero si decidimos perseguir nuestros sueños vocacionales y profesionales, entonces nos lamentamos de que nuestros hijos no reciben el ciento por ciento de nuestra atención y esfuerzos.
Si no haces ejercicio, te sientes gorda y fofa, pero si lo incorporas a tu agenda con regularidad, entonces te lamentas de haber dejado la cama sin hacer para poder salir a correr.
Llevas tu propia agenda y la de las actividades sociales de la familia, las citas médicas de todos, la lista de la compra, y generalmente, los pagos de las facturas. No es fácil, no. Pero ... tampoco es imposible sobrevivir a ello y, más aún, disfrutarlo.
Para sobrevivir a tanta presión, procura practicar el arte de la aceptación.
Acepta que, como mujer, a veces te sentirás culpable, ya sea porque trabajas o porque te quedas en casa cuidando de los niños. Acepta que a menudo sentirás que podrías hacerlo todo mejor. Acepta que muchos días te sentirás cansada. Acepta que no puedes hacer todo a la perfección. Acepta que tienes necesidades y anhelos. Acepta los cambios hormonales, las fluctuaciones de humor y de energía.
Si para conseguir cosas que para ti son realmente importantes, como reirte en compañía de tus hijos, salir a cenar con tu pareja o desarrollar la profesión que te gusta, tienes que dejar que se apilen los platos en el fregadero, !hazlo!
!Feliz día 8 de marzo!

No hay comentarios: